Barranquismo en Mallorca: Gorg Blau y Sa Fosca

¡Considerado uno de los barrancos deportivos más espectaculares de Europa!

¡Durante 1 hora en total oscuridad!

¡IMPORTANTE! REQUISITOS MÍNIMOS: Tener experiencia en descenso de barrancos, estar en buena forma física o haber realizado un curso de barranquismo.

 punto de encuentro  · A las 7:50 h. en el Restaurante Escorca (Escorca)
· coordenadas: 39.825911, 2.847746
· mapa
 duración  9 horas
 nivel  difícil
 edad mínima  16 años
 recorrido total  6,5 kilómetros
 desnivel total  320 metros
 rápel máximo  18 metros
 lo más destacado  cauce estrecho entre paredes gigantes, numerosos saltos y 500 m. totalmente a oscuras
equipamiento personal necesario

El barranco del Gorg Blau y el tramo de Sa Fosca (adónde no llega la luz del sol) es uno de los más espectaculares de Mallorca, e incluso, de Europa. Los valientes en aventurarse a descubrir este barranco (julio de 1964) tardaron 48 horas en descubrir su final, «si es que lo tenía».

Se trata de uno de los barrancos más largos y exigentes de la isla, que se esconde entre altísimas paredes de roca de hasta 300 m. de altura, tan estrechas que llegan a dejarnos en total oscuridad durante una hora, aunque la sensación es tan cautivadora que nos hace perder la noción del tiempo.

Los más de 40 saltos, los 6 km. de recorrido, los caprichosos moldeados a lo largo de su cauce y las impresionantes tonalidades turquesas y verdes de sus profundas pozas y muros nos dejan completamente abrumados. Podremos contemplar el fantástico paisaje de principio a fin, hasta volver a ver la luz en S’Entreforc, emoción que no puede describirse con palabras. A lo largo de sus retorcidos canales nos encontraremos con todo tipo de obstáculos que tendremos que superar caminando, saltando, destrepando, rapelando…

Comenzaremos el descenso por un cauce abierto que se va encajonando poco a poco, y pronto empezaremos a encontrar resaltes y rápeles, muchos de ellos saltables. El cauce se va estrechando hasta inundarse de agua, y llegamos al Pont Natural. Justo después, continuaremos encontrando numerosos saltos, pasillos anegados, más rápeles, el escape del Pas d’es Duro… y algún paso oscuro que nos hace percibir lo que pronto llegará.

Al llegar a Sa Fosca, nos equiparemos con nuestras lámparas frontales y nos prepararemos para disfrutar de una hora de descenso «refrescante» totalmente a oscuras. Seguiremos disfrutando de las sorprendentes formaciones en un ambiente totalmente diferente y angosto.

Sabremos que estamos llegando al final del recorrido cuando empecemos a percatarnos del ensanchamiento de las altas paredes en el punto de S’Entrefoc, lugar donde se unen el Torrent del Gorg Blau y el Torrent de Lluc para dar lugar al famoso Torrent de Pareis, que nos lleva hasta el mar. Pero nosotros no continuaremos el recorrido del Torrent de Pareis hasta el mar, sino que iniciaremos el regreso por el sendero montaña arriba. El camino de regreso es bastante duro y con gran desnivel y tardaremos una hora más, aproximadamente, en finalizar la jornada.